diciembre 9, 2022

8 riesgos de los trabajadores autónomos que debe conocer antes de renunciar a su trabajo

La economía de los conciertos está creciendo y ser autónomo nunca ha sido tan popular. No importa a dónde vayas, escuchas historias de personas que renuncian a sus trabajos diarios y toman el control de sus carreras. Esto puede hacer que te preguntes si deberías hacer lo mismo.

Después de todo, ¿quién no quiere ser su propio jefe, tener un horario flexible y evitar el tráfico todos los días de la semana? Pero antes de hacer el cambio, considera estos ocho riesgos independientes que tendrás que asumir si eliges dedicarte a tiempo completo. Vamos a ver. Puede que termines cambiando de opinión.

APROVECHA EL VIDEO DEL DÍA

1. Ingresos inestables

El mayor desafío al que te enfrentarás como freelance es tener un ingreso inestable. Esta es la mayor diferencia entre trabajar y trabajar por cuenta propia. En el primero, recibes un salario fijo mensual; en el segundo, te pagan en función de la cantidad de clientes que tengas, los proyectos que emprendas y cuánto cobres por tus servicios.

Si planea convertirse en trabajador independiente, debe estar dispuesto a tolerar el riesgo y la inestabilidad financiera. Incluso los autónomos con experiencia que han estado en la industria durante varios años a veces se encuentran en dificultades financieras.


Para mitigar este riesgo, comience a trabajar independientemente como un ajetreo y bullicio secundario. De esa manera, aún puede ganar un salario fijo y, al mismo tiempo, buscar trabajo independiente para obtener ingresos adicionales. Después de un tiempo, si este último se vuelve más rentable, puede hacer el cambio.

2. Carga de trabajo inconsistente

Una cosa de la que prácticamente todos los autónomos se quejan es de tener una carga de trabajo inconsistente. Un mes puede encontrarse completamente abrumado con el trabajo y al mes siguiente puede tener dificultades para encontrar trabajo.

Afortunadamente, este es un problema solucionable. Hay muchas herramientas de gestión de proyectos que pueden ayudarte a organizar tus tareas y evitar perder el tiempo para maximizar tu productividad. Dependiendo de sus objetivos y estilo de vida, puede crear un horario en consecuencia.

También puede cobrar extra a los clientes que desean que sus proyectos se realicen con urgencia y ofrecer pequeños descuentos a aquellos que estén dispuestos a adelantar la fecha límite para adaptarse a su horario.

3. Sin ventaja

Si bien un empleador puede brindarle todo tipo de beneficios, como licencias pagadas, seguro médico, planes de jubilación y más, un cliente nunca se preocupará por estas cosas. ¿Cómo? Porque su relación contigo se limita a sus necesidades actuales.

Una vez que se cumplan estos requisitos, su interés en usted expirará y debe estar de acuerdo con esto. Depende de usted decidir cuántas hojas tomar y cuándo. También tendrás que planificar tu jubilación por tu cuenta, lo cual es más complicado con unos ingresos inestables.

4. Industria altamente competitiva

Plataformas como Fiverr, Upwork y Freelancer han hecho que sea muy fácil para los clientes y los trabajadores independientes reunirse y hacer negocios juntos. Son como el LinkedIn de la gig economy. Sin embargo, por muy útiles que sean para ayudarte a encontrar trabajos rentables, también te dificultan destacarte.


Debido al sistema de clasificación de estos sitios, los freelancers experimentados siguen obteniendo nuevos proyectos, mientras que los novatos tienden a ser ignorados. Es una de las principales razones por las que los nuevos freelancers no pueden encontrar clientes. A menudo, la única manera de que un principiante consiga clientes es ofrecer sus servicios a precios de ganga, lo cual no es un modelo de negocio sostenible.

5. Aislamiento y soledad

Con el tiempo, el aislamiento que conlleva ser un trabajador independiente puede ser muy malo para tu salud mental. Como empleado, usted habla diariamente con sus colegas sobre asuntos comerciales y no relacionados con el trabajo, lo que mantiene satisfechas sus necesidades sociales.

Pero como trabajador independiente, es probable que pase la mayor parte de su tiempo trabajando solo en casa sin ningún aporte externo. Para resolver este problema, puede trabajar en parques públicos, participar en programas de voluntariado, establecer contactos con otros trabajadores independientes o unirse a un espacio de trabajo conjunto.

6. Mayor responsabilidad

Ser tu propio jefe es una gran sensación, pero no es gratis. Si bien tendrá más control sobre su tiempo e ingresos, también deberá encontrar nuevos clientes, crear contratos, establecer fechas límite, averiguar cuánto cobrar y más, todo por su cuenta.

También deberá crear una cartera, promocionarse, negociar con los clientes, administrar sus proyectos y seguir actualizando sus habilidades mientras tanto. Si todo esto le suena muy estresante, es una señal de que no está listo para ser un profesional independiente y que está mejor preparado para un trabajo.

7. Alimenta la procrastinación y el sedentarismo

Dado que no tienes que reportarte a un gerente, trabajar como autónomo puede hacer que sea muy fácil posponer las cosas y evitar tus tareas pendientes. La descarga de aplicaciones de listas de tareas puede ayudar, pero francamente, no reemplazan la ética y la disciplina de trabajo genuinas. Tendrá que aprender a mantenerse enfocado sin necesidad de supervisión externa.

Además, dado que no tienes que ir al trabajo o vestirte, trabajar por cuenta propia puede llevarte a un estilo de vida perezoso y sedentario. Es común que los autónomos trabajen en la cama, lo cual no recomendamos. Lo mejor es configurar su oficina en casa para que tenga un área designada para el trabajo.

8. Desajuste precio-habilidad

Los precios son difíciles para todas las empresas, desde autónomos hasta tiendas de barrio y conglomerados multinacionales. Y si sus precios no son adecuados para sus habilidades y nivel de experiencia, la conversión de clientes será mucho más difícil.

Inicialmente, su prioridad es crear una cartera sólida y obtener testimonios positivos de los clientes. Puede hacerlo estableciendo temporalmente precios bajos para atraer clientes y aprovecharlos en el futuro como prueba de su confiabilidad en la conversión de clientes que pagan mucho.

Ser freelance no es para todos

Para la mayoría de las personas, tener un trabajo con salario fijo es mucho mejor y menos complicado que ser un trabajador independiente. Sin embargo, si puede manejar los riesgos que hemos visto anteriormente, el trabajo independiente puede resultar más rentable, más satisfactorio, menos estresante y más liberador.

Pero para abordar estos riesgos, deberá aprender algunas habilidades que quizás no se haya molestado en aprender como empleado, incluido el razonamiento lógico, la resolución de problemas, el pensamiento rápido, el autoaprendizaje y más. Cuanto más hábil seas, más fácil se vuelve el trabajo independiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *