Obama dice que Internet y las redes sociales son una amenaza para la democracia

En 2008, Barack Obama usó Internet y las redes sociales para ayudar a ganar la Casa Blanca. Mantuvo el abrazo una vez que llegó.

Ahora le preocupa que Internet y las redes sociales hayan contribuido a crear ¬ęla mayor amenaza para nuestra democracia¬Ľ.

Obama ha estado diciendo una versi√≥n durante cuatro a√Īos, desde que dej√≥ la Casa Blanca, pero sus palabras son cada vez m√°s precisas. Claramente est√° haciendo sonar una alarma, pero no est√° exactamente claro qu√© cree que deber√≠amos hacer al respecto.

Su √ļltima cr√≠tica se produce en una nueva entrevista entre Obama y el editor de Atlantic Jeffrey Goldberg, y antes de continuar, debemos ponerlo en contexto completo: Obama estaba discutiendo un panorama medi√°tico dominado no solo por Facebook sino por Fox News que permite Americanos para elegir su realidad distorsionada. Lo que significa, dice, que ya no tenemos un conjunto de hechos compartidos.

Esta evaluaci√≥n es ahora una opini√≥n com√ļn entre muchos cr√≠ticos del ecosistema de televisi√≥n e Internet. Apenas existe un argumento pr√°ctico y constructivo sobre c√≥mo deber√≠amos responder a ese problema. Ni siquiera Obama ofrece uno en su entrevista.

Y nuevamente, es incorrecto decir que Obama est√° colocando los problemas de nuestro panorama de informaci√≥n fragmentada √ļnicamente al pie de Facebook o de cualquier otra compa√Ī√≠a tecnol√≥gica en particular. Pero ahora ciertamente se est√° conectando de una manera que no lo hac√≠a antes de dejar la Casa Blanca.

Obama: Ahora tiene una situaci√≥n en la que gran parte del pa√≠s cree sinceramente que el Partido Dem√≥crata es una fachada para una red de ped√≥filos … Estaba hablando con un voluntario que iba de puerta en puerta en Filadelfia en comunidades afroamericanas de bajos ingresos y estaba recibir preguntas sobre las teor√≠as de la conspiraci√≥n de QAnon.

Goldberg: ¬ŅEsta nueva arquitectura de informaci√≥n mal√©vola est√° desviando el arco moral de la justicia?

Obama: Creo que es la mayor amenaza para nuestra democracia.

M√°s adelante en la entrevista, Obama deja en claro que gran parte de su preocupaci√≥n se relaciona espec√≠ficamente con Internet, que tambi√©n es bastante claro que no ¬ędesaparecer√°¬Ľ, y las grandes plataformas que ordenan y distribuyen la mayor parte de Internet para la mayor√≠a de la gente:

Obama: No responsabilizo por completo a las empresas de tecnolog√≠a, porque esto precede a las redes sociales. Ya estaba ah√≠. Pero las redes sociales lo han sobrealimentado. Conozco a la mayor√≠a de estas personas. Les habl√© de eso. El grado en que estas empresas insisten en que se parecen m√°s a una empresa telef√≥nica que a El Atl√°ntico, No creo que sea sostenible. Est√°n tomando decisiones editoriales, ya sea que las hayan enterrado o no en algoritmos. La Primera Enmienda no requiere que las empresas privadas proporcionen una plataforma para cualquier vista disponible. Al final del d√≠a, necesitaremos encontrar una combinaci√≥n de regulaciones gubernamentales y pr√°cticas comerciales que aborden este problema, porque empeorar√°. Si puedes perpetrar mentiras locas y teor√≠as de conspiraci√≥n con solo letras, imagina lo que puedes hacer cuando puedes hacer que parezca que t√ļ o yo estamos diciendo algo en video. Estamos lo suficientemente cerca ahora …

Goldberg: Es la famosa estrategia de Steve Bannon: inundar la zona de mierda.

Obama: Si no tenemos la capacidad de distinguir lo que es verdadero de lo falso, entonces, por definición, el mercado de ideas no funciona. Y, por definición, nuestra democracia no funciona. Estamos entrando en una crisis epistemológica.

Las críticas de Obama a Fox News y al imperio de Rupert Murdoch son anteriores a su época en la Casa Blanca. Continuó una vez que estuvo allí.

Sin embargo, durante su mandato de ocho a√Īos, Obama fue lo suficientemente acogedor con la industria de la tecnolog√≠a y viceversa: Obama suministr√≥ a la Casa Blanca a los veteranos de Silicon Valley, y los veteranos de la Casa Blanca consiguieron posteriormente trabajos importantes en Silicon Valley.

Y los ejecutivos de Google en particular, comenzando por el ex director ejecutivo de Google, Eric Schmidt, se han reunido con frecuencia con el personal de la Casa Blanca. Hacia el final de la presidencia de Obama, el Wall Street Journal informó que los reguladores de carrera querían presentar cargos antimonopolio contra Google pero fueron rechazados por los políticos.

Obama ciertamente comprendi√≥ el poder de las redes sociales, lo que lo ayud√≥ a asumir el cargo. En los √ļltimos d√≠as de la campa√Īa presidencial de 2016, Obama habr√≠a sido perseguido por una historia de BuzzFeed sobre adolescentes macedonios inundando Facebook con noticias falsas.

Pero no fue hasta despu√©s de las elecciones que Obama habl√≥ en p√ļblico sobre la ¬ędesinformaci√≥n activa¬Ľ en Facebook y la televisi√≥n. D√≠as despu√©s, dej√≥ de lado al director ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, por un llamamiento privado ¬ępara tomar en serio la amenaza de las noticias falsas y la desinformaci√≥n pol√≠tica¬Ľ.

Y aunque Obama se comprometió a mantener un perfil bajo durante la mayor parte de la era Trump, cuando emergió, a menudo se tomó la molestia de exponer sus críticas a las redes sociales:

¬ęCreo que las grandes plataformas – Google y Facebook son las m√°s obvias, Twitter y otras, son parte de ese ecosistema – necesitan tener una conversaci√≥n sobre su modelo de negocio que reconozca que son un bien p√ļblico y una empresa comercial¬Ľ. Dijo en un evento del MIT en 2018. ¬ęNecesitamos tener una conversaci√≥n seria sobre qu√© modelos de negocio, algoritmos, mecanismos son, con los que podemos crear una conversaci√≥n m√°s com√ļn. Y esto no puede ser solo una conversaci√≥n impulsada por el punto de vista comercial ¬ę.

Obama pidi√≥ hace dos a√Īos una ¬ęconversaci√≥n seria¬Ľ sobre nuestra distop√≠a de la informaci√≥n. Ahora pide ¬ęuna combinaci√≥n de regulaciones gubernamentales y pr√°cticas comerciales¬Ľ para abordarlo.

Es dif√≠cil ser optimista de que llegaremos all√≠. Es dif√≠cil ver que el gobierno federal regule las grandes tecnolog√≠as de manera seria, porque los dem√≥cratas y los republicanos no han compartido los hechos sobre el problema; Los republicanos, de hecho, han elegido a un promotor de QAnon para el Congreso. Y las grandes tecnolog√≠as no se sienten c√≥modas para regularse a s√≠ mismas: preferir√≠an que el gobierno regulara las grandes tecnolog√≠as. Y ser√≠a sorprendente si Joe Biden, quien tuvo poco que decir sobre tecnolog√≠a durante su campa√Īa presidencial, y Kamala Harris, una aliada de Silicon Valley durante mucho tiempo, lo convirtieran en un punto focal en una presidencia pand√©mica.

Una sugerencia modesta: Barack Obama todavía está trabajando en el segundo volumen de sus memorias. Este parece un tema en el que vale la pena centrarse más adelante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *